Megan, Alex, Marta, Ada, Shirley y la nueva dinastía de futbol femenino.

El deporte más famoso del mundo está viendo un gigantesco cambio en sus líneas con la nueva dinastía del fútbol femenino.

El último mundial femenino rompió los records de audiencias en Estados Unidos y Europa con más de 6.9 millones de personas viendo la gran final. En un momento épico Megan Rapinoe metió el gol ganador contra el equipo de Los Países Bajos, dando otro histórico título a Estados Unidos, donde el fútbol es deporte de ¨mujeres¨.

Foto tomada de Fifa.com, originalmente de Getty Images

Foto tomada de Fifa.com, originalmente de Getty Images

Megan Rapinoe, -con su trasgresor pelo rosado- inmediatamente se convirtió en noticia mundial junto con su co-capitana Alex Morgan al ser las principales goleadoras del mundial. *Megan y Alex son co-capitanas, podrá haber algo que grite más sororidad?

El camino al cambio

En el año 2015, al entrar al retiro, la espectacular Abby Wambach leyenda del fútbol mundial, tomó la decisión de luchar por la equidad en el deporte. Desde entonces su trabajo como activista y motivadora ha sido hablar sobre la importancia de reconocer a las atletas femeninas y garantizar igualdad de pago.

Este año 2019, a raíz tanto de sus denuncias como las de otras jugadoras famosas, FIFA decidió destinar el doble de fondos que había dado en el 2015 como compensación. Pero el cambio apenas inicia y el camino es muy largo, y empinado…. y montañoso…. y nevado.

Ada Hegerberg - Ballon D´Or 2018 / Foto de DailyStar.com

Ada Hegerberg - Ballon D´Or 2018 / Foto de DailyStar.com

Adicionalmente el año pasado, el 2018 nos trajo el primer Balón de Oro femenina, la increíble Ada Hegerberg. Tristemente durante la premiación se dió un episodio que no queremos recordar, cargado de machismo y franca estupidez por parte del host. Pero como dicen: Nadie quita lo jugado (o en este caso, bailado al balón).

Mujeres para admirar

Entonces la importancia de esta nueva dinastía de super futbolistas femeninas soluciona ágilmente este problema de visibilidad pues en buena teoría tenemos una legión de amazonas deportivas a quienes podemos ver y comprar sus jerseys… ¿Cierto?

Cuáles son las estadísticas

Ada Hegerberg es la primera mujer Balón de Oro, Megan Rapinoe la goleadora del mundial 2019 así como activista por #EqualPay y Marta se convierte en la principal y más destacada jugadora latinoamericana de fútbol.

En este momento, quién es considerada la mejor jugadora del mundo es la co-capitana estadounidense Alex Morgan, quién este año se estima que ganará $3 M (salario + patrocinios) , vrs. su contraparte masculina Cristiano Ronaldo, cuyas ganancias anuales se estiman en $52.6 M (salario) y $27M (patrocinios).

Shirley Cruz, capitana de La Selección de Costa Rica, foto tomada de La República.

Shirley Cruz, capitana de La Selección de Costa Rica, foto tomada de La República.

En Costa Rica, y pues la región centroamericana la futbolista más destacada es Shirley Cruz, quién tiene más títulos europeos y medallas que nuestro más condecorado jugador Keylor Navas. Actualmente Shirley juega en China, donde está colocada full time, siendo una de las pocas jugadoras costarricenses que reciben un salario completo del fútbol.

Luz al final de la cancha

Lo esperanzador de todo esto, es que la conversación esta decidiendo. Megan Rapinoe y Alex Morgan, aprovecharon la gira post gane para traer a la mesa el problema de la desigualdad de paga. El equipo entero de Estados Unidos, está demandando a la Asociación de Fútbol en Estados Unidos para encontrar un punto de pago justo.

Marta Da Silva, tomada de Fox Sports

Marta Da Silva, tomada de Fox Sports

En Europa, el Ajax ha sido el primer equipo en igualar la paga de los jugadores masculinos con las femeninas, y por primera vez una árbitro mujer, Stephanie Frappart, liberará el UEFA SuperCup este año.

Al quedar en tercer lugar en juegos panamericanos, la Selección Mayor Femenina de Fútbol también realizó un llamado al apoyo al deporte, en una demostración de sororidad impresionante junto con las otras atletas que también traen medallas a casa.

Estas mujeres todas con su voz están cambiando el fútbol, pero no pueden solas. Por eso es nuestra responsabilidad como mujeres acompañarlas en este proceso, cómo fans y como activistas. Nuestra responsabilidad está en la difusión, compartiendo noticias e información valiosa, pero sobre todo comprando entradas a sus partidos y estando ahí en cuerpo, espíritu y mente.

DeportesAna Mora